¿Alguna vez te has preguntado como tu huella de carbono afecta realmente al cambio climático a nivel mundial?

Puedes pensar que el estilo de vida que llevas en este momento no afecta de una manera tan drástica al cambio climático comparado a compañías que diariamente emiten grandes cantidades de CO2, o a las emisiones de vehículos generados diariamente, pero las decisiones que tomamos día a día en nuestra vida, como qué hacemos, qué comemos y cómo vivimos juegan un papel importante para disminuir el cambio climático.

Aquí una pequeña lista de como podemos reducir nuestra huella de carbono:

1- Utiliza la energía de manera eficiente

¿Estás apagando la luz cada vez que no la necesitas? Pequeñas acciones como cambiar los bombillos de la casa a fluorescentes o LED, desconectar los aparatos electrónicos que no estés utilizando y comprar tecnología amigable con el ambiente pueden disminuir significativamente nuestro impacto.

2- Come sabiamente

Curiosamente, lo que comes diariamente no solo afecta a tu cuerpo sino también al medio ambiente. Comprar local u orgánico y evitar cualquier tipo de artículo procesado ayudan a disminuir tu huella de carbono. Un dato interesante es que un 18% de las emisiones del efecto invernadero a nivel mundial provienen en la producción de carnes y lácteos, entonces realizando un consumo inteligente de dichos productos ayudaría a reducir su impacto negativo.

3- Disminuye el desperdicio

Los residuos que se generan produce metano, uno de los gases más dañinos para el efecto invernadero. Para evitar esto, se recomienda que al realizar las compras para la casa, se adquiera estrictamente lo que se vaya a consumir, reciclar los residuos que se puedan y disminuir lo más que se pueda el desperdicio de comida.

4- Escoge medios de transporte públicos o verdes

El transporte es responsable de más de un 40% de las emisiones del GEI en Costa Rica. Así que escoge de manera sabia la próxima vez que te desplaces a un lugar, toma en cuenta la distancia, si es cerca puedes ir caminando o en bicicleta. También puedes ahorrar combustible y evitarte el estrés de las presas optando por el transporte público.

5- Involucrate

Si ya cuentas con un estilo de vida pro-ambiente, se el ejemplo e incentiva a tu circulo familiar y amigos a realizar lo mismo. Recuerda que cualquier tipo de reducción en las emisiones CO2 reduce el cambio climático, construye una comunidad más sana, estimula la innovación económica y crea nuevos empleos.

¡Ten presente que cualquier cambio cuenta!

Calcular Ahorro